ED

La expansión del cristianismo

  • Me gusta 0
  • Reproducciones 3
  • Comentarios 0
  • Acciones more_vert

Descripción

Con la muerte de Cristo, el cristianismo comienza su expansión desde Jerusalén a todos los rincones del Imperio, hasta convertirse en el siglo IV en la religión oficial del Imperio. Desde Roma, los papas se hacen cada vez más fuertes y, para el siglo IX, el cristianismo se extiende por casi todo el continente europeo.

SEGUNDO PÁRRAFO



A partir de la muerte de Cristo comenzó la difusión de su doctrina, a lo largo de todo el Imperio romano, por parte de sus seguidores. Partiendo de Jerusalén, la nueva religión encontró sus centros de cristianización principales en Roma y Bizancio. Roma se encargó de expandir la doctrina por la parte occidental del Imperio, apoyándose en Toledo, Armagh y Reims.
Desde Bizancio partió la cristianización del Este de Europa y Rusia. También fueron creados numerosos centros metropolitanos, como los de Santiago, Burdeos, York, Tréveris, Milán, Salónica o Alejandría, entre otros muchos.
Durante el siglo I, las zonas cristianizadas se encontraban principalmente en el Mediterráneo oriental, es decir, el Levante, Anatolia, el delta del Nilo y el este de Grecia. También ya habían sido fuertemente evangelizadas Cartago, la región de Roma, Iliria y los enclaves de Vienne, Tarragona y Zaragoza.
A fines del siglo V la cristianización se ha extendido por todo el Mediterráneo, alcanzando, en el norte de Europa, a Irlanda y el oriente de Inglaterra. Entre los siglos VII y IX se completa la cristianización de Inglaterra y Alemania. Finalmente, hacia el siglo X la religión cristiana alcanza a amplias área del oriente y Norte de Europa.""

Es un contenido educativo de Artehistoria "la página del Arte y la Cultura en Español".

Comentarios

0